miércoles, marzo 14, 2018

Sesión de música auto degenerativa low-cost.



El tiempo corre de la misma manera para todos los seres humanos, pero todo ser humano flota de distinta manera en el tiempo.
Yasunari Kawabata, Lo bello y lo triste.








El delito del tiempo
La música, pero quizás con mayor intensidad en la experiencia del concierto, es capaz de sacar al tiempo fuera de sus goznes.(…) Algo pasa con el tiempo, con los tiempos, cuando nos metemos en la música. Todos esos tiempos inspirados en el cambio, en el movimiento, que Aristóteles supo arrancar a las personalidades del tiempo, se resignan, en la música, a algo que a duras penas alcanza con llamarlo “presente”.(…) Frente a la destrucción del tiempo de la rutina, en la que enormes cantidades de tiempo pasan sin apenas registro, sin ser apenas nuestras, el tiempo de la música se esfuma al ritmo en el que las notas se desvanecen en su recorrido por la sala.
La música ha vuelto cada vez más audible lo que la ha trabajado desde siempre, las fuerzas no sonoras como el tiempo, la organización del tiempo, las intensidades silenciosas, los ritmos de toda naturaleza. Y es ahí donde los no músicos pueden, a pesar de su incompetencia, encontrarse más cómodamente con los músicos. La música no es solamente asunto de músicos en la medida en que vuelve sonoras fuerzas que no lo son, y que pueden ser más o menos revolucionarias, más o menos conformistas, como por ejemplo la organización del tiempo.

La música es el arte más vinculado al tiempo. El tiempo como experiencia instantánea. Solo es factible durante su práctica mediante la ejecución instrumental o mediante la reproducción fonográfica.
Un "disc-jockey" hace un espectáculo y selecciona sus discos para ese espectáculos auditorio quiere bailar, quiere que le sorprendan y le recuerden cosas, quiere volver al pasado y vivir el presente; un disc-jockey tiene que realiza un espectáculo equilibrado, y el equilibrio debe responder a las necesidades de un auditorio concreto (...)
Sociología del Rock. Simon Frith 
La concepción de estar perdiendo el tiempo. En la cultura consumista, trabajar como músico, artista, es perder el tiempo. Hay que prepararse para el mañana, invertir en el tiempo, no disfrutarlo. La música te hace ser consciente del tiempo.
Existen estudios en los cuales se demuestra que comemos más rápido en un restaurante si ponemos una música con una velocidad más elevada. En 2004, un estudio de la Fundación del Club de Automovilismo comprobó que la música más peligrosa para conducir es la Cabalgata de las Valkirias de Wagner, ya que su ritmo provoca la sensación de lentitud del coche y nos anima a pisar más el acelerador. Se han realizado estudios más serios con voluntarios a los que se les pregunta cuánto tiempo pasa mientras realizan una tarea con un ritmo concreto de fondo, si el ritmo es más acelerado percibirán el tiempo más rápido de lo que realmente es.

El Tiempo encapsulado
Un disco es un fantasma, es la huella de un cuerpo musical, la pos-impresión de la respiración y el trabajo. Existe un paralelo entre el fonógrafo y la fotografía, ambas son mascaras mortuorias.(…) Los discos son fantasmas que uno puede controlar.
Retromanía (Simon Reynolds-Caja negra Ed.)

El coleccionista de discos ansía retener el tiempo. El tiempo encapsulado y conservado para la eternidad. La música grabada es un desafío a la muerte, el músico resucita cada vez que se reproduce su grabación. Una resonancia siniestra, sobre todo en la música pop, cuya edad dorada pasó hace más de cincuenta años y muchos de sus componentes han fallecido hace tiempo.
El afán por conservar la música es un desafío a la naturaleza del tiempo, al mismo disfrute instantáneo de la música en directo. El coleccionista de vinilos intenta atrapar el recuerdo, lo fugaz mediante la acumulación de posesiones sonoras. Se hace con el alma de los músicos, los manipula a su antojo y los hace sonar en su espacio de tiempo como marionetas de lo efímero.
 El desgaste de los discos en vinilo devuelve el tiempo musical a su verdadera esencia a la vez que altera la percepción original introduciendo el factor tiempo en la apreciación sonora.

“Entre el tiempo y nosotros existe un profundo desacuerdo que, no obstante, resulta contradictorio, no soportamos su huida, pero tampoco su permanencia. Nunca sabemos si pasa demasiado rápido o demasiado lento y, sin embargo, perdemos el aliento a fuerza de querer retenerlo o impulsarlo hacia adelante”.

Tiempo y música-Jeanne Hersch



Sesión de música auto degenerativa low-cost.

PROPUESTA
Durante el tiempo de residencia se habilitará una mesa tradicional de Dj
Durante unas horas al día ejecutare una pinchada, de música “tradicional” en vinilo, con la característica de que las fundas de estos "singles" son sustituidas por envolturas de papel abrasivo de forma que los vinilos cada vez que sean utilizados sufran una degeneración paulatina.
La intención es que cada "pinchada" produzca una degeneración de los contenidos musicales, con la intención de hacerlos prácticamente inaudibles en la última sesión. De manera que estos se conviertan en piezas sonoras “ruidistas” actualizando los contenidos folclóricos como piezas de arte sonoro.
 Por otra parte los temas elegidos son un factor importante de la sesión; se recurre a discos de vinilo desechados en los mercadillos, la mayoría de folclore y música ligera española. De esta manera se busca la sensación de un tiempo perdido en unos gustos musicales obsoletos dentro de la concepción de la modernidad.




Para la propuesta se requiere una mesa de DJ provista de dos platos giradiscos, una mesa de mezclas y un amplificador, así como dos bafles de reducidas dimensiones, cascos para la pre-escucha y un set de discos de vinilo de 45rpm enfundados en papel abrasivo.
Conexiones eléctricas para el suministro y un pequeño taburete o silla de bar.
El artista puede de disponer de parte del equipo requerido así como de una mesa 120 x 80 cm. El tiempo de la propuesta será registrado en formato audiovisual como en registro sonoro.



viernes, marzo 31, 2017

In the past



Llevo un tiempo dándole vueltas a una foto que colgó Cesar Andión, de un evento del que no tenía memoria haber vivido. Pero mirando entre el público, ahí estoy yo, con mi cara de mala leche. Poco a poco han ido apareciendo pequeños hilos que me han llevado a una pequeño flash, como esos primeros recuerdos de la infancia, desconectados de todo  contexto.
L a persistencia de la memoria  humana es una de mis preocupaciones artísticas, lo selectivo de los acontecimientos en la construcción de la identidad, tanto individual como colectiva.
 De repente ves  que las capas que configuran una identidad no tienen un orden cronológico. Hay acontecimientos, amistades, amores que persisten con más presencia que otros. En la construcción de la identidad ,estos vienen muchas veces condicionados por el entorno.
Conozco gente que ha vuelto a las casas de sus padres con cincuenta años y retornan al punto de partida, desarrollando comportamientos gregarios típicos de la adolescencia, obviando toda la experiencia acumulada, percibo que la población en general puede ser manipulada con esos mismos parámetros.
Mediante la poderosa herramienta de las redes informativas se puede resetear  a toda una sociedad. Situándola en el punto deseado por el poder, para poder ejecutar sus parámetros culturales y sociales de acuerdo a su ideología político social.
Sabemos que el camino de la humanidad es un paseo de avances y retornos a través de la historia y por eso es necesario intentar luchar con todas las fuerzas para no obviar el pasado pero sin caer en la tentación del regreso a postulados superados por la experiencia.



viernes, marzo 17, 2017

EL MIEDO TIENE OJOS GRANDES

Ya no hace falta el artefacto, la simulación es suficiente para provocar el efecto deseado:
Elterror.
Ante el terror cedemos libertades "por nuestro bien", para que otros se beneficien de esa
pérdida apropiándose de las parcelas abandonadas.
La bomba es un artefacto implosionador. Estalla en el seno de la sociedad sin que sea
necesaria detonar.
Su función destructiva ya no es necesaria ,solo la presencia simbólica provoca el efecto
deseado: La paralización de la dinámica social.



Ignoraba que, al distanciarse más de su uso práctico, el objeto se transforma, se convierte en un símbolo? Su forma cambia veces; se dice que se ha estilizado. es entonces cuando actúa sordamente, cuando causa estragos más terribles en el alma de los niños."(...)


(...) El niño criminal ya no cree en vuestra dignidad, porque se ha dado cuenta de que estaba hecha de un cordón desteñido, de un galón descosido, de un forro raído. El lucro, el polvo y la pobreza de vuestras sesiones le desconsuelan. Está a punto de de ofreceros un poco de la majestuosidad que él sabe obtener de una sesión más solemne donde comparece en secreto, mientras que ante sus ojos continuáis vuestro infantil simulacro.
L´Enfant criminel
Jean Genet








miércoles, marzo 08, 2017

CAPITALISMO ESPIRITUAL



En las últimas décadas se ha incrementado una literatura de "autoayuda" que ha 
contribuido a afianzar una especie de infantilismo social: La incapacidad para tolerar 
el malestar emocional, el victimismo, la demanda de soluciones "receta" 
a problemas complejos, etc.

En el fondo, lo que está detrás es el triunfo de la sociedad del individualismo y,

 ¡cómo no! el mercado.

La proliferación de "memes" con frases extraídas de su contexto, tanto en las

redes sociales como a través de correos o "whatsapp", de todo el catalogo 
de la cultura popular ( desde músicos a pensadores, pasando por empresarios
y personajes de comic ). Han creado una mística que responde a la simplificación 
del mensaje neocapitalista: La culpabilidad del sujeto individual de sus propios 
aciertos y fracasos, obviando el contexto social y las circunstancias económicas
 y políticas.

Esta dictadura del pensamiento positivo y porque cada vez más este supuesto

poder omnipotente de la mente sobre todo lo que ocurre, está haciendo un 
daño impensable en aquellos que creen en él.


 La psicopolitica neoliberal está dominada por la positividad. En lugar 
de operar con amenazas,opera con estímulos positivos. No emplea la
 "medicina amarga", sino el me gusta.
                                                                                   Byung-Chul Han